Entre nuestros trabajos se encuentra la rehabilitación de tuberías que podemos realizar con una obra muy sencilla y sin necesidad de crear grandes molestias. Y es que, el avance que se está produciendo a nivel tecnológico nos permite realizar trabajos de forma más precisa y con unos mejores resultados, algo que notan los clientes que ven cómo cualquier reparación en una tubería es mucho más duradera y efectiva.

Para este tipo de trabajos de reparación sin obras se emplea la resina epoxi. Con ella, al recubrir las tuberías, se crea una tubería nueva dentro de la ya existente. Se trata de un sistema completamente homologado para agua sanitaria.

Pero, además, es la solución más eficiente para la recuperación y la reparación de tuberías. De este modo se evita la sustitución de la propia tubería (con lo que eso conlleva de trabajo y de dinero). Al mismo tiempo, esta técnica permite eliminar el tiempo de ejecución de los trabajos.

Básicamente este sistema consiste en aplicar una pequeña y fina capa de resina (entre 1 y 4 milímetros) sobre el interior de la tubería dañada, y empleándola como molde. Esta solución se puede emplear en cualquier material o sistema de tuberías, en cualquier edificación y sin importar el problema que haya surgido.

Tanto si es en cobre, hierro, plomo, cemento, PVC, etc. como si se ha producido un poco de corrosión, hay demasiada presión, etc.

Con un buen trabajo de reparación de tuberías sin obras se puede mantener la tubería antigua funcionando en perfectas condiciones.

Si has sufrido una fuga y buscas a especialistas en rehabilitación de tuberías no dudes en llamarnos.

En Inspecciones Técnicas podemos arreglar tus instalaciones para que queden en perfecto estado durante muchos años.