Como expertos en la rehabilitación de tuberías intentamos trabajar siempre con la maquinaria más avanzada. Y es que sabemos que cuanto menor sea la obra mucho menos tiempo tendremos que invertir, lo que permite mejorar el servicio al cliente, así como disminuir el coste de todo el proyecto.

Entre la maquinaria que empleamos en nuestra empresa se encuentra el robot fresador, del que te queremos ofrecer más información en esta nueva entrada de nuestro blog.

Esta máquina no es más que un pequeño equipo autónomo que está motorizado y ha sido diseñado para devastar por corte o rebaje las obstrucciones estructurales que aparezcan en el interior de una tubería.

Gracias a un motor, que puede ser de aire o hidráulico, y que está controlado por el exterior a través de un circuito de televisión, el robot fresador se introduce en la conducción. Para ello no es necesario hacer ni zanja ni obra. Puede entrar a través de una arqueta o un pozo y situarse en la zona donde se encuentra el obstáculo que obstruye la tubería.

Una vez en el punto deseado, con un brazo móvil que porta el elemento fresador, se rebaja hasta que sea suficiente. Para ello se elige una fresa adecuada.

Gracias a elementos como este es posible realizar unos trabajos de rehabilitación de tuberías rápidos y mucho menos engorrosos.

Y es que en Inspecciones Técnicas nos preocupamos por conseguir siempre el mejor resultado pero con las menores molestias posibles para los clientes. Gracias a nuestro servicio de reparaciones sin obras es posible conseguirlo.